Publicidad

Reciclando el aluminio

El reciclaje es un proceso, es decir, una serie de actividades, que incluyen: la recolección y clasificación de materiales de desecho, la transformación de estos materiales para producir nuevos productos de marca, y la compra y uso de estos nuevos productos por los consumidores. El aluminio es uno de los metales con mayor uso, ya que es 100% reciclable.

Las empresas de reciclaje de todos los países del mundo pagan por las latas de aluminio. Aunque la tarifa para este material cambia día a día, la demanda de aluminio puede ser recuperada a través del reciclaje pues este proceso se mantiene constante. Con tiempo y esfuerzo, es posible que lo que casualmente tiró junto a las carreteras sea una fuente pequeña pero constante de ingresos extras, y al mismo tiempo ayuda a limpiar el medio ambiente.

El reciclaje es una manera de salvar el planeta, vivir una vida más verde, pero también puede ganar dinero. Las latas de aluminio son uno de los elementos más populares de reciclaje, el material es uno de las más abundantes en el planeta, y se estima que 113,204 latas de aluminio se reciclan cada minuto. Al mismo tiempo, el reciclaje puede ahorrar la energía suficiente para hacer funcionar un televisor durante tres horas. Esto significa que reciclar las latas de aluminio no sólo es fácil, también es una gran manera de ahorrar energía y recursos.

¿Cómo reciclar?

Recoge las latas de aluminio: Reúne las latas que se encuentran en su casa, en su trabajo e incluso puede pedirle a sus amigos que le ayuden. Enjuague y vacíe las latas después de recogerlas.

Aplaste las latas con una trituradora: Las trituradoras son herramientas de bajo costo que se adhieren a la pared de su hogar. Las trituradoras son beneficiosas, ya que ayudan a ahorrar espacio en el almacenamiento de las latas. Además puedes ubicar la trituradora en cualquier lugar de su hogar, luego tire de la palanca hacia abajo y de esta forma se aplastara la lata.

Almacene las latas en un cubo de basura de gran tamaño o en un recipiente similar: Estos recipientes hacen más fácil la eliminación de las latas de aluminio, sin embargo, el envase no tiene que ser resistente al agua.

Busque un centro de reciclaje local que acepte las latas de aluminio: Espere hasta que haya varias bolsas de latas de aluminio antes de poder entregarlas al centro de reciclaje, 30 a 40 latas de aluminio equivalen a una libra. Los precios del aluminio tienden a fluctuar dependiendo de donde se reciclan las latas.

Abra una cuenta de ahorros o alguna cuenta corriente para generar interés con el dinero obtenido del reciclaje: seleccione una cuenta que devengue intereses para obtener un retorno sobre la inversión inicial.

Consejos

1. Si una trituradora no se encuentra disponible, las latas pueden ser aplastadas para almacenarlas.

2. Si hay más de un centro de reciclaje en la zona, escoja el centro que pague una tasa más alta por libra de aluminio.

Publicidad

One response to “Reciclando el aluminio

Deja un comentario