Publicidad

Metales preciosos y el carry trade del yen japonés

En los mercados financieros, los comerciantes de los metales preciosos (plata) están observando que los precios se mueven hacia abajo como resultado de la expresión de la estructura del mercado. Sin embargo, la estructura del mercado y su aspecto macro económico está cambiando, ya que las comercializaciones en otros mercados financieros van aumentando a través del tiempo. En la actualidad, Japón ha elegido a un nuevo primer ministro que ha echado el presupuesto anterior del gobierno japonés y ha realizado promesas de un mayor estímulo económico. Además, ha estado fomentando potencialmente su precaria relación con China, su gigantesco vecino.

Carry trade

Como resultado de las históricamente bajas tasas de interés de referencia en Japón, el carry trade del Yen Japonés ha sido una de las principales estrategias a largo plazo utilizadas por los gestores de fondos con el objetivo de beneficiarse a largo plazo.

Aunque las tasas de interés japonés son más bajas que las observadas en otras partes del mundo, el carry trade es una estrategia que se hace aún más rentable si el tipo de cambio de la moneda en relación con el yen japonés sigue siendo bastante estable y cuando las transacciones apalancadas se encuentran disponibles.

El carry trade del yen japonés consiste en vender yenes japoneses y luego usar el dinero para comprar otra moneda, a una tasa de interés más alta, como la de Australia o Nueva Zelanda. El comerciante espera poder mantener la posición a largo plazo con el fin de capturar la favorable tasa de interés diferencial, y el apalancamiento sirve para magnificar cualquier devolución vista.

¿El regreso del carry trade?

Curiosamente, el mercado de divisas puede ser comercializado nuevamente con esta estrategia (carry trade), dadas las políticas del nuevo primer ministro japonés que ya han llevado a la disminución de precios de los bonos japoneses. Si este es el caso, entonces el resurgimiento del  carry trade puede ser una señal de un retorno a la aversión al riesgo que a su vez podría causar que el dinero fluya en las materias primas como la plata, a fin de convertirse en un refugio seguro.

Los metales preciosos, como uno de los principales activos de las materias primas, son considerados como uno de los refugios financieros más seguros, estos ayudan a la mayoría de los comerciantes a prevenir perdidas de dinero en los momentos en que la economía se encuentra en recesión.

Publicidad

Deja un comentario