Publicidad

Las materias primas y los cambios climáticos

Los precios de los frutos dependen del momento del año. Los precios suelen moverse a un ritmo predecible, subiendo siempre en determinados momentos y bajando en otros.
Siempre parece haber algo en el calendario que influye sobre la oferta y la demanda, ya sea la temporada de plantación en primavera para las materias primas del sector de la agricultura, las vacaciones estivales para las existencias o la demanda de metales preciosos en timpos navideños.

Sin duda que esto no es una regla perfecta, pero saber cómo impactarán los diferentes eventos a través del calendario puede ayudarle a planear su año de negociación y a prepararse para otras.

 

Las materias primas provienen de cualquier lado del mundo

 
 Normalmente, se oye hablar de los centros neurálgicos como los Estados Unidos y China y se cree que todo lo que se consume proviene de allí.

Países como Brasil, la Argentina, la India o incluso Vietnam son productores de las principales que cotizan en los mercados de futuros mundiales. Por ejemplo, en el sector de energía los más importantes jugadores son Arabia Saudí, Rusia y los Estados Unidos.

 En el caso de la soja, los más destacados son los Estados Unidos, Brasil y la Argentina; para el trigo la Unión Europea, China e India; y para el maíz, los Estados Unidos, China y Brasil.
El mercado del azúcar, lo dominan Brasil, la India y la Unión Europea; el del café, Brasil, Vietnam e Indonesia; y el del algodón, China, India y los Estados Unidos.
Cuando se trata de productores de materias primas es importante tener en cuenta en qué hemisferio están, porque esto afectará a los ciclos de la cosecha. Cuando es verano en el norte, es invierno en el sur y viceversa.
El invierno en el Hemisferio Norte es el momento de la cosecha de caña y remolacha azucarera. La cosecha afecta directamente a la oferta en el mercado. Si es buena, aumentará, lo que debería suponer una bajada de su precio y viceversa.
Por su parte, la cotización del crudo suelen empezar a subir en primavera al prever las refinerías la temporada de desplazamientos en los Estados Unidos y lo que ocurrirá en el verano. Esto se debe a que la mayoría de la gente conduce durante el verano y los productores de gasóleo de calefacción están aumentando sus existencias para las ventas al comenzar el otoño.
La primavera en el Hemisferio Norte es tiempo de la plantación de maíz. Esta afecta directamente a la oferta en el mercado, si es productiva, aumentará, lo que debería suponer una bajada de su valor y viceversa. En esa misma época, en el sur se realiza la cosecha que impacta en la oferta de la misma forma.

En esa temporada, también se lleva a acabo la plantación de algodón, que influye directamente en la oferta. Si es buena aumentará y si no caerá su valor. Lo mismo ocurre con la soja. Pero, al igual que el maíz cuando en el norte es el momento de la plantación en el sur de cosecha por lo que hay que tener en cuenta el impacto que esto provoque.

Entre julio y septiembre es el momento de la cosecha de trigo en el Hemisferio Norte, lo que impacta en la oferta ya que si es buena, su precio aumentará y si no tendrá un impacto negativo.
Para el café, el invierno en el Hemisferio Sur es el momento de la cosecha, al igual que ocurre con el azúcar y remolacha azucarera, por lo que hay que tener en cuenta los movimientos que puedan generarse en estos meses.
Los precios del crudo suelen experimentar la mayor caída durante los meses de otoño en el Hemisferio Norte, ya que la gente conduce menos. Asimismo, suele comprar la mayor parte del gasóleo de calefacción al comienzo de la temporada.
Esta misma época es temporada de plantación de trigo, de cosecha de maíz, de algodón, soja, caña de azúcar y remolacha azucarera en el norte. Mientras que en el sur se planta caña de azúcar y remolacha azucarera, además de que es tiempo de la floración del café.


Publicidad

One response to “Las materias primas y los cambios climáticos

Deja un comentario