Publicidad

Las materias primas en la industria europea

Las materias primas son un componente esencial tanto de los productos de alta tecnología como de los de consumo cotidiano, como los teléfonos móviles, los módulos fotovoltaicos de capa fina, las baterías de iones de litio, el cable de fibra óptica, los combustibles sintéticos y otros muchos productos.

En una Comunicación publicada el 2 de febrero de 2011, la Comisión volvió a poner de relieve la importancia de las materias primas y el peligro de la excesiva volatilidad de los precios en los mercados de productos básicos. Estas fluctuaciones de precios, a menudo resultado de medidas proteccionistas, aumentan la inflación y distorsionan los mercados mundiales de materias primas, lo que a su vez tiene un efecto negativo en numerosos sectores europeos, desde la industria agrícola a la automovilística.

Elementos clave del enfoque estratégico integrado de Europa:

  • Mejorar la integridad, transparencia y estabilidad de los mercados de derivados de productos básicos, por ejemplo, a través de la revisión de las Directivas sobre el abuso del mercado y sobre los mercados de instrumentos financieros
  • Analizar la evolución de los mercados físicos y financieros de productos básicos, con el objetivo de establecer cómo funcionan las relaciones entre ambos
  • Actualizar periódicamente la lista de las 14 materias primas fundamentales identificadas por la Comisión Europea
  • Seguir la evolución del acceso a las materias primas fundamentales con vistas a determinar acciones prioritarias
  • Reforzar la estrategia comercial de la UE en relación con las materias primas y ejercer la “diplomacia de las materias primas” para abordar sus prioridades en marcos y diálogos bilaterales y multilaterales
  • Desarrollar la cooperación bilateral con los países africanos en el ámbito de las materias primas, cooperación que debe basarse en la promoción de la gobernanza, las inversiones y los conocimientos teóricos y prácticos de geología.

En este informe, que ofrece por primera vez una visión de conjunto del acceso a las materias primas minerales en la UE, catorce materias primas se consideran “fundamentales” para la Unión Europea: antimonio, berilio, cobalto, espato flúor, galio, germanio, grafito, indio, magnesio, niobio, metales del grupo del platino (PGM), tierras raras, tantalio y volframio. Aún no figura en la lista el mercurio.

En el peor de los casos, la industria europea podría verse obligada a interrumpir la producción en la UE si fuera imposible importar las materias primas necesarias o si estas se encarecieran hasta niveles nefastos para la competitividad de las empresas europeas. Para prevenir semejante situación de escasez, el Vicepresidente de la Comisión Europea, Antonio Tajani, ha subrayado lo siguiente: Nuestro objetivo es garantizar que la industria europea pueda seguir ejerciendo su liderazgo en cuanto a nuevas tecnologías e innovación. Por tanto, debemos asegurarnos de que nada obstaculice el acceso de las empresas a las materias primas. Necesitamos juego limpio en los mercados exteriores y un marco adecuado para promover el suministro sostenible de materias primas a partir de fuentes de la UE, así como mejorar la eficiencia de los recursos y reciclar más.

Las previsiones indican que la demanda de una serie de materias primas fundamentales podría más que triplicarse entre 2006 y 2030. El aumento de la demanda se explica por el crecimiento de las economías en desarrollo y por la aparición de nuevas tecnologías. El alto riesgo que corre el suministro de las materias primas fundamentales se debe a que gran parte de la producción mundial procede de unos pocos países: China (antimonio, espato flúor, galio, germanio, grafito, indio, magnesio, tierras raras y volframio), Rusia (PGM), República Democrática del Congo (cobalto y tantalio) y Brasil (niobio y tantalio). La concentración de la producción se ve en muchos casos agravada por unas bajas tasas de sustituibilidad y reciclaje. Por otra parte, muchas economías emergentes aplican estrategias de desarrollo industrial basadas en instrumentos comerciales, fiscales y de inversión cuyo propósito no es otro que reservarse su base de recursos para su uso exclusivo.


Publicidad

Deja un comentario