Publicidad

La plata sigue en mínimos de hace cuatro años

A pesar de algunos movimientos al alza durante los últimos días la plata siguen desplomaba a mínimos de cuatro años, cotizando a estas horas por debajo de los 17,20 dolares la onza. Como decíamos estamos ante mínimos que no se daban desde mediados año 2010 cuando se alcanzó el precio menor de la serie situado en el $17.30 por onza.

A finales del mes pasado comenzaba realmente el auténtico desplome, que tuvo incluso algunos días negros con caídas del 3% en minutos aunque posteriormente recuperando el tono, pero siempre por debajo de la citada cifra.

PLATA

De hecho a lo largo de lo que llevamos de octubre ha sido incapaz de recuperarse y, más aún, ha tenido picos por debajo de los $17, una situación ciertamente no deseada a la esta materia prima utilizada tanto como metal industrial como vehículo de inversión.

Los movimientos pasados y posibles en las tasas de interés en Estados Unidos, vinieron a rematar una sensación negativa ya proporcionada alrededor de la demanda china. En cualquier caso, desde el pasado mes de septiembre y con escasas excepciones, podemos hablar de debilidad en el entorno de la materia prima relacionada con metales industriales, incluyendo el cobre, otra materia prima que ha tocado mínimos aunque en este caso no tan profundos como la plata, motivados fundamentalmente  por los resultados del sector en China, mayor consumidor mundial.

Sobre el papel, no eran pocos los analistas que vaticinaban que en el proceso de lenta normalización de la economía se daría una inversión de posiciones en la que el oro caería pero la plata, gracias también a su capacidad de metal industrial, progresivamente aumentaría, sin embargo, el conjunto de los metales industriales como decíamos está pagando el efecto de la desaceleración china (donde recientemente se ha recortado aún más la previsión de crecimiento) y por tanto las posibles especulaciones sobre la evolución del precio de la plata en positivo, en general no se están produciendo.

 

Publicidad

Deja un comentario