Publicidad

En 2020 tendremos casas ecológicas

Las energías renovables son cada vez más utilizadas en todo el mundo, sobretodo por los países más concienciados con cuidar el medio ambiente. Normalmente estamos acostumbrados a la utilización de energía renovable en el agua o la luz, pero también la construcción completa de una casa puede ser ecológica, además de sus instalaciones. Debido a la creciente demanda de estas casas, la obtención de certificados que acrediten una casa ecológica son cada vez más numerosos. Y para nuestro asombro, algunos de estos certificados llevan más de 20 años en funcionamiento, es decir que  la eficiencia ecológica se busca desde hace mucho, lo único que falta es que nosotros seamos más conscientes de su importancia.

imagen metrovacesa

1. BREEAM (Método de evaluación y certificación de la sostenibilidad de la edificación)

Creado en 1990, es un sistema británico que evalúa 10 categorías: gestión, salud y bienestar, energía, transporte, agua, materiales, residuos, uso ecológico del suelo, contaminación e innovación. Con él, se puede reducir hasta un 40% el gasto de agua, entre un 50% y un 70% el consumo energético, y aumenta el valor de inmuebles en un 7,5%. Tiene más de 245.00 edificios en todo el mundo. En España comenzaron a utilizar esta metodología en 2010.

2. Certificación Verde

Este sello se centra en edificios españoles y asegura un menor coste de la certificación, según sus impulsores, el Green Building Council España. Ofrece una valoración cuantificada y justificada de los impactos ocasionados y evitados durante toda la vida del inmueble. Incrementar en un 5% el coste de construcción, pero se obtienen varios beneficios tanto energéticos como económicos a largo plazo.

3. HQE (Estándar de Alta Calidad Ambiental)

Creado para la construcción ecológica en Francia, se basa en unos principios de desarrollo sostenible. Una asociación con sede en París que se centra en controlar los impactos internos y externos del edificio como materiales, ruido, agua o energía. También se implanta en otros países.

4. LEED (Liderazgo en Diseño Energético y Ambiental)

Originario de EEUU,  evalúa el acabado de un inmueble según seis criterios principales: sostenibilidad, eficiencia en el uso del agua, energía e impacto atmosférico, materiales y recursos empleados, calidad del ambiente interior e innovación y proceso de diseño. Un edificio puede reducir entre el 30% y el 70% de energía, del 30% al 50% de agua, entre el 50% y el 90% del coste de los residuos y el 35% de las emisiones de dióxido de carbono (CO2). Parque Empresarial Alvento, de Metrovacesa, fue el primer inmueble con certificado Leed en Europa.

5. Minergie

Creado en Suiza, su objetivo es el aumento de la eficiencia energética en los inmuebles. Un 13% de los nuevos edificios y un 2% de los rehabilitados. El año pasado España recibió este certificado en uno de sus edificios, y tiene uno en País Vasco y otro en Cataluña.

Casas-ecológicas

6. Passivhaus (“Casa pasiva”)

De origen alemán, las llamadas “casas pasivas” pueden ahorrar hasta un 90% de la energía para climatización. Gracias a la utilización de estrategias de diseño, como ventilación natural, orientación solar o materiales de aislamiento eficientes. En Alemania, Austria, Suiza, los países escandinavos y Estados Unidos se pueden ver miles de casas construidas con este certificado.  Se pretende hacerlo obligatorio para 2020 en la Unión Europea.

Quizás te interesa:

Publicidad

Deja un comentario