Publicidad

El oro no defrauda

 

Después de que a principios del mes de mayo el oro marcara nuevos récords en su cotización, la presión compradora se ha tomado un descanso.

De esta forma el precio del oro ha consolidado y corregido ese impresionante ascenso vertical, aunque en las últimas sesiones ha retomado la senda alcista. Sin embargo, este panorama de pequeñas correcciones al alza o a la baja son parte de un escenario extremadamente cortoplacista.

En este sentido, corresponderá vigilar una serie de niveles de soporte de cuyo mantenimiento depende que podamos valorar un panorama de mayor o menor fortaleza. Los soportes a la baja, han quedado marcados en torno de los 1.150 y en los 1.124 dólares. De esta forma, mientras no se perfore este piso no veremos indicios bajistas.

En un sentido más amplio, el oro, ha demostrado ser un activo de refugio que no defrauda. Sea que el nerviosismo domine los mercados financieros, que se tema al retorno de la inflación, que el dólar suba o baje, la cotización del oro a largo plazo continúa alcista.

Ya vemos el décimo año consecutivo en que el precio del oro se mantiene alcista. Es que, el oro, ha demostrado ser un activo con una gran capacidad de adaptación, por lo que emerge como una interesante alternativa de inversión.

Publicidad

One response to “El oro no defrauda

Deja un comentario